Datos personales

Mi foto
LAS LÁGRIMAS SON LA SANGRE DEL ALMA

viernes, 27 de diciembre de 2013

Espera callada...


Estoy soñando, echado,
a tu sombra, en tu tronco suave...
Y me parece
que el cielo, copa tuya,
mece su azul sobre mi alma.




La sombra parece
que te acerca más...
¡Llega por el túnel
de la oscuridad!
Te aguardo escondido...
Nadie te verá...
Parece el silencio
que me acerca más...
¡Voy bajo el palio
de la soledad!
Espera callada...
Nadie me oirá...
Callados, ocultos
-nunca lo sabrán-,
en silencio y sombra
el nido inmortal,
del amor haremos
voz y claridad.




¡Qué dulce esta tierna trama!
Tu cuerpo con mi alma, amor,
y mi cuerpo con tu alma.




¿Es lo tuyo más o menos?
¿Lo mío es menos o es más?
...Sé que yo te doy mi amor,
sé que tu amor me has de dar.
Lo otro, ciego, sordo, mudo,
¿qué importa? Sólo valdrán
las llamas del corazón
para nuestra eternidad.


Hoy os he hecho una selección de Juan Ramón Jimenez espero que os guste este autor, a mi personalmente me gusta bastante. Hasta nuestra próxima cita. 
Feliz Navidad.



lunes, 16 de diciembre de 2013

Amarguras de amor




UN RECUERDO Y UN SUSPIRO

Corazón que no has amado,
tú no sabes el dolor
de un corazón acosado,
carcomido y desgarrado
por amarguras de amor.
No sabes como se llora
con ese llanto que quema,
con la noche y con la aurora,
con ese sol que colora
en la frente un anatema.
Se llora con el placer,
se llora con el pesar,
con el recuerdo de ayer,
y mañana... hay que llorar
si nos ama una mujer.
Tú, velado a la tormenta
de borrascosa pasión,
no sabes como se aumenta,
cómo inflamada revienta
la pena en el corazón.
Cómo le devora eterno
ese esperar indeciso,
cómo abrasa el fuego interno
de tener hoy un infierno
donde estuvo un paraíso.
¡Amar y no ser amado!
¡Sentir y no consentir!
¡Morir viviendo olvidado!
¡Ay, morir de enamorado
y no poderlo decir!...

                                    (José Zorrilla)




EN UN ÁLBUM

Tú vas hacia una orilla
de donde triste vengo,
lo que tú buscas ahora
es, ¡ay!, lo que yo dejo.
Tú vas a ver un alba
que baña de oro el cielo,
y yo a ver un sol mustio
que ya se está poniendo.
Tú vas a sembrar flores
en fértiles terrenos;
yo voy a alzar mi tienda
en áridos desiertos.
Vas a lanzar tu barca
en un océano inmenso;
vas a aplicar al labio
la copa de los sueños.
¡Qué duerma entre las velas
la cólera del viento,
que amor rompa las ondas
al golpe de sus remos!
¡Que, como yo, no tengas
que suplicar al cielo;
que encuentres, ¡ay!, almíbar
donde yo hallé veneno!

                                     (Juan Clemente Zenea)

Hasta nuestra próxima cita. Gracias por visitarme. Animaros a mandarme vuestras historias, de lo contrario este blog no tiene mucho sentido. Os espero.


martes, 10 de diciembre de 2013

Tú eres todo


CANCIÓN DE AMOR

Cuando ya nada pido
y casi nada espero
y apenas puedo nada
es cuando más te quiero.

                                  (José Coronel Urtecho)




CANTOS RODADOS

Yo quiero lo que tú quieres.
Tú quieres lo que yo quiero.
Y ninguno de los dos
sabemos lo que queremos.
Tú eres todo y eres nada.
Todo, si tu voz se enciende.
nada, si tu voz se apaga.
¿Qué importa que el corazón
pueda tener sus razones
cuando no tiene razón?
Tu querer era mi muerte.
No lo quise saber
por no dejar de quererte.
No es que tú me hallas dejado,
es que te has ido de un sueño
en el que yo me he quedado.
Todos morimos de amor,
queriéndolo o sin quererlo.
morir no es perder la vida:
morir es perder el tiempo.
                                      
                                               (José Bergamín)




COMO UN PÁJARO

Como un pájaro herido
venía tu tristeza,
sus pobres alas mustias
sosteniéndote el alma.
Había un aire azul
con un cielo sin fondo
para volar...
¡Y el pájaro
leve de tu tristeza
voló a mi corazón
porque tú me querías!

                                      (José Luis Hidalgo)

Espero que os guste la selección de hoy. Hasta nuestra próxima cita. 





sábado, 7 de diciembre de 2013

Miedo




ESA FLOR INSTANTÁNEA

Miedo a perderse ambos
vivir uno sin otro:
miedo a estar alejados
en el viento en la niebla
en los pasos del día
en la luz del relámpago
en cualquier parte. Miedo
que les hace abrazarse
unirse en este aire
que ahora juntos respiran.
Y se buscan y buscan
esa flor instantánea
que cuando se consigue
se deshace en un soplo
y hay que ir a encontrar otras
en el jardín umbrío.
Miedo; bendito miedo
que propicia el deseo
la agonía y el rapto
de los que mueren juntos
y resucitan luego.




UN OLOR A LLUVIA

Que no puedan saberlo
que nada le pregunten.
¡Ah qué noche tan breve
contra todos los días
que han de seguir después!
Si todo se borrara
y no hubiese memoria
de estas horas terribles
y claras ni el sabor
de la miel en la boca;
si sus dedos de ciega
pudieran encontrarle
en un cuerpo que no ama
todo resultaría
como un olor a lluvia
que el aire se llevara
de un jardín que no existe.

Aquí tenéis otros dos poemas de Goytisolo (al parecer tenía unos cuantos guardados). Espero que estos también os gusten. Hasta nuestra próxima cita.




jueves, 5 de diciembre de 2013

Su corazón caía y ahora vuela




LA TERNURA ÚLTIMA

Tal fuego sofocado que se aviva
por él arde, por él.
Toda la noche se llenó de aroma
por él siente, por él.
Su corazón caía y ahora vuela
por él late, por él.
Vendrá el amanecer de gallo en gallo
por él vela por él.
Sus ojos se entristecen de repente
por él teme por él.
Hombre que ignoras la ternura última:
por ti llora por ti.




AL OTRO LADO DEL ESPEJO

Desearía estar con él
al otro lado del espejo
por resultar así los dos
espectadores de sí mismos
de su deleite y ademanes
de su antojo y su privación.
Desearía estar con él
al otro lado de la sombra
en donde todas las palabras
se confunden en una música
que rodea a los que se aman 
de armoniosa sonoridad.
Desearía estar con él
al otro lado de la vida
de la edad y del desengaño
fijos los dos como el lienzo
de Apolo y Dafne: ella hecha árbol
y él aferrado a su pasión.




Aquí os dejo otros dos poemas de Goytisolo para que los disfrutéis. Espero que os gusten. Hasta nuestra próxima cita. ¡Espero vuestras historias y vuestros poemas!




miércoles, 4 de diciembre de 2013

Lugares perdidos




POR RINCONES DE AYER

En lugares perdidos
contra toda esperanza
te buscaba.
En ciudades sin nombre
por rincones de ayer te busqué.
En horas miserables
entre la sombra amarga
te buscaba.
Y cuando el desaliento
me pedía volver
te encontré.




NADA MÁS

El aire de los chopos
y vuelvo a recordar.
En un día de marzo
te fuiste. Nada más.
Una sonrisa tuya
o un gesto. Claridad
como la de tus ojos
no he visto. Nada más.
Luego días de ira,
dolor y adversidad.
Y en medio de la noche
tu estrella. Nada más.
Por su fulgor perenne
contra la eternidad
te ofrezco unas palabras
de amor. Y nada más.




COMO LA HIEDRA

Como la hiedra que ahoga
rodeabas mi vida.
Soledad vi en tus hojas
una sombra que alivia.
No me di cuenta entonces
de tu anhelo insaciable.
Crecías y crecías
sin llegar a dañarme.
Tiempo y sangre me cuesta
romper tu fuerza loca.
Soledad es tu abrazo
como hiedra que ahoga.

                                      (José Agustín Goytisolo)

Todos los poemas de la entrada son del mismo autor. Espero que os gusten.